Ingresa una palabra clave

miércoles, 30 de abril de 2014

Reseña: 50 sombras de Grey - E. L. James

Por: El: 4/30/2014 09:00:00 a.m.



"Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos".


Creo que ya me había tardado en hacer ésta reseña; de hecho, no se si a éstas alturas tenga mucho sentido, puesto que, a no ser que hayan vivido bajo una roca el último par de años, dudo que no hayan leído o siquiera escuchado de éste "boom" mercadológico. Sin embargo, es algo que necesitaba sacar de mi sistema, así que heme aquí.

Antes que nada, tengo que aclarar que tengo absolutamente nada en contra de éste libro y que, por lo tanto, trataré de expresar mi opinión de la manera más objetiva posible, de modo que los comentarios que vienen a continuación trataré de argumentarlos conforme a lo que leí y lo que he leído en historias similares.

Comencemos por la trama, la cuál nos presenta a Ana Steele; una chica de 21 años, torpe y distraída, quien vive con su amiga Kate, que por azares del destino cae enferma, pidiendo a Ana que acuda a entrevistar al empresario Christian Grey en su lugar. Una vez que se conocen, y sin razón aparente, ambos quedan enganchados uno del otro. La entrevista se vuelve incómoda por lo atractivo e imponente que resulta ser el joven y exitoso empresario, así que ésta concluye con respuestas que revelan realmente poco del misterioso personaje. Justo aquí es donde empezamos mal, pues nos damos cuenta que, aunque te la quieran vender como una historia original e innovadora, la verdad es que se vale del gastado ideal femenino; una chica común y corriente enamora a un joven guapo y con un envidiable poder adquisitivo, algo que muchas considerarían inalcanzable, aún cuando Ana muestra realmente nada interesante que ofrecer para Grey en ese corto lapso de tiempo que se conocieron.

Posteriormente nos encontramos con el elemento que se supone que resulta novedoso; sin embargo, nos topamos con otro desacierto por parte de la autora; me refiero al erotismo.
Con lo anterior no quiero decir que yo sea un mojigato y me haya escandalizado el hecho de que se incluya el tema de las relaciones sexuales y el BDSM de manera tan "explicita", sino a lo tedioso que se vuelve el desarrollo a partir de que Ana y Grey tienen su primer encuentro sexual. 
Nos encontramos una y otra vez con descripciones repetitivas que vuelven a quedarse a medio camino de lo que la publicidad nos quiere hacer creer, escenas eróticas que al final prometen más de lo que ofrecen, aunque evidentemente puede resultar entretenido para quienes no acostumbran ésta clase de lecturas. Por otro lado, me pregunto si esa idea de que el hombre busque dominar y la mujer deba portarse sumisa, habría sido bien vista si el autor fuera hombre y no mujer, pero eso es harina de otro costal. 

En cuanto a los personajes, Ana como protagonista deja mucho que desear, es demasiado sosa y sus conflictos internos, así como sus contradicciones e incongruencia, la vuelven realmente pesada. Existe una parte en la que finalmente demuestra una personalidad que la habría hecho mucho más interesante, pero ya es muy tarde, el desarrollo ya estaba arruinado. Grey tiene su mérito, pero desafortunadamente, para mi gusto, no sobresale lo suficiente (más allá de la parte obvia) del estereotipo de contraparte masculina que encontramos en la mayoría de los libros del género. 
Sobre los demás personajes no puedo decir mucho, y es que se profundiza tan poco en ellos que cualquier situación que no involucre a nuestros protagonistas, resulta poco menos que irrelevante.

En conclusión, "Cincuenta sombras de Grey" es otro fenómeno de la publicidad, ni más ni menos, que no pasa de ser un libro a momentos entretenido y una simple distracción pasajera. Ni por asomo se trata de la historia más original y entrañable que hayamos visto y justo ése es su mayor problema, las expectativas que genera pero que no logra cumplir.

Entiendo también que se trata de la primera parte de una trilogía, pero ésta primera entrega no me dejó un sabor de boca lo suficientemente agradable como para querer continuar. Créanme que si en algún momento leo la segunda y tercera parte, no será por gusto.

Si por algún motivo no lo has leído pero planeas hacerlo, te recomiendo que mantengas tus expectativas bajas y no te dejes llevar por lo que la enorme campaña publicitaria que envuelve a éste libro te quiera vender. Para quienes no están seguros de si deben darle una oportunidad o no, los invito a que lo lean, pues no es un libro realmente malo, solo no se trata de la octava maravilla del mundo y además, como siempre he dicho, la única forma de determinar si un libro nos gusta o no, es leyéndolo.

Gracias por visitar el sitio, no olvides que un blog se alimenta de los comentarios, así que me encantaría conocer tu opinión sobre éste libro.

Hasta la próxima reseña.

2/5 Acércate con cautela



lunes, 28 de abril de 2014

Reseña: Martes con mi viejo profesor - Mitch Albom

Por: El: 4/28/2014 09:00:00 p.m.


"En la primavera de 1995, el azar se encargó de reunir de nuevo a Mitch Albom, autor de éste libro, con Morrie Schwartz, quien había sido su maestro preferido en la universidad y que padece una enfermedad terminal. He aquí el testimonio de esta entrañable relación y de las lecciones de esperanza, amor y solidaridad que Morrie le transmitió en el ocaso de su vida. Una crónica sensible y emotiva basada en hechos reales y en la cual se traza el perfil de un hombre excepcional". 


Justo cuando creí que había logrado mantener un ritmo estable en la publicación de las reseñas, se atraviesan situaciones que, aunque nada tienen que ver con el blog, me volvieron a tener inactivo durante más de un mes. Pero en fin, éste no es momento ni sitio para escribir sobre ello así que mejor me ocuparé de lo que corresponde.

La reseña de hoy es un tanto distinta. No se trata de una crítica como tal, y es que es difícil juzgar algo que está completamente basado en la realidad. Por lo tanto se trata más de una recomendación que una opinión sobre si el libro es bueno o no.
Tal y como les comentaba, "Martes con mi viejo profesor" se trata de una historia verídica. Mitch Albom nos cuenta el reencuentro y los momentos que pasó junto a su amigo y antiguo profesor, Morrie Schwartz, antes de que una terrible enfermedad le arrebatara la vida.

Todo el libro está plagado de frases y pensamientos que sin duda nos harán reflexionar, así como de enseñanzas que no nos haría nada mal poner en práctica. Es difícil decir como reaccionaríamos si recibiéramos la noticia de que nos quedan pocos meses de vida, y dicho sea de paso, espero que quienes estén leyendo ésto jamás se enfrenten a una situación tan complicada, pero es inspirador leer como Morrie aceptó con sabiduría dicha prueba, dedicándose a disfrutar las cosas más básicas pero placenteras y sin dejarse vencer a pesar de que hubiera días en los que la tristeza amenazaba con apoderarse de él.

Cada linea cobra más fuerza y significado al saber que las ideas expresadas provienen del propio Morrie, de alguien que existió y pasó por momentos duros, pero que nunca perdió ésa alegría que le caracterizaba.

Nos encontramos ante una historia entrañable e inspiradora como pocas. Sobra decir que el libro está más que recomendado, por lo tanto no hay necesidad de calificarlo.

Gracias por leer y espero contar con tu opinión sobre éste libro. Hasta la próxima reseña.



Sígueme por e-mail