Ingresa una palabra clave

viernes, 7 de julio de 2017

Debaterama #2: Personajes LGTBI en la literatura

Por: El: 7/07/2017 06:03:00 a.m.

El pasado 21 de Mayo se llevó a cabo en el canal de Youtube de la autora Laura Gallego, un directo en el que, además de hablar de sus nuevos proyectos, también respondió algunas preguntas que sus lectores hicieron a través de redes sociales.
Una de las que más llamó la atención de la gente, fue cuando se le preguntó si en algún momento podría tener a un personaje LGTBI como protagonista en una de sus historias, a lo que Laura respondió lo siguiente:

"Son cosas que surgen de manera natural con cada historia. Yo no lo descarto. Para nada. Pero vamos, tampoco voy a ir a hacerlas a propósito. No voy a escribir una historia solo para hablar de un tema en concreto. Lo principal es la historia. Si a raíz de esa historia ya aparecen otros temas, estupendo. Pero cuando tú escribes una historia solamente para denunciar una cosa, para hablar de un tema en concreto, no estás escribiendo una historia realmente, estás escribiendo un panfleto, no sé si me explico. Y eso no es bueno tampoco. Porque entonces pierde naturalidad".

Por supuesto las reacciones no se hicieron esperar. Twitter estalló con opiniones que estaban tanto a favor como en contra de lo que la autora expresó. Entre quienes se manifestaron en desacuerdo se podían encontrar algunas personas que aseguraban que nunca volverían a leer algo escrito por Laura o que ni siquiera se atreverían a comenzar con sus obras. Se le tachó de homófoba y de mala escritora, por mencionar lo más leve. Incluso colegas escritores se sumaron a la inconformidad.
A raíz de leer algunas opiniones llegué a la conclusión de que aún nos queda mucho por aprender como sociedad, y es por eso que abro este pequeño debate.

Comencemos por aclarar que Laura ha escrito libros que he disfrutado, pero que no es ni de lejos mi autora favorita, así que mi opinión no se verá influenciada por lo que opine de ella. Una vez dicho esto, lo que puedo decir es que se trata de una desafortunada declaración, que se presta a malintepretaciones, y con la que estoy de acuerdo y en desacuerdo a partes iguales.

Por un lado, cada autor tiene un proceso creativo distinto y al mismo tiempo tiene la libertad de decidir qué hacer con sus obras. Habrá quienes crean personajes para sus historias, y aquellos que crean historias para sus personajes. Eso no tiene por qué poner en duda tu calidad como escritor y mucho menos como persona. Si para un autor no encajan los personajes con preferencias homosexuales porque al momento de escribir la historia toma otro rumbo, no lo vuelve automáticamente homófobo. No hay que imponer la forma de escribir ni el tipo de personajes a incluir. Eso es algo muy personal. Basta con echar un vistazo a nuestra vida diaria. No todos tenemos a un amigo o amiga homosexual en nuestro círculo y es algo normal, no se trata de un tema de rechazo.

Por otro lado, decir que escribir sobre un tema en concreto es hacer un panfleto es algo equivocado. Existen muchos autores que lo hacen porque nace de ellos, porque se sienten cómodos desarrollando historias de crítica social, de sátira, de denuncia o de concientización, y lo hacen porque la literatura es tan basta, que te da esa oportunidad. La forma en que lo integres a tu historia ya es cuestión de cada quien. No significa que esté mal.

Dejando un poco de lado el tema de Laura, quiero hablar más de nosotros como lectores. No pretendo generalizar, pero creo que a muchos nos falta educación al respecto, y poco a poco ir deshaciéndonos de todos esos pensamientos que se nos han inculcado. Yo mismo confieso haber cometido errores.
La comunidad LGTBI busca ser representada de manera normal, natural, sin necesitar de una justificación para estar presente en una obra literaria, tal y como sucede con los personajes heterosexuales; sin embargo, cuando no se describe de manera explícita la orientación sexual de un personaje, se tiende a asumir que es heterosexual. No nos tomamos la libertad de imaginar de acuerdo a nuestro criterio, necesitamos sí o sí que se nos aclare, como si pidiéramos permiso para ver la homosexualidad como algo normal dentro de una historia determinada.

Así mismo, creo que no debería ser considerada literatura LGTBI solo por incluir personajes homosexuales. No existe tal género. Una novela que representa un romance entre personas del mismo sexo no es una novela LGTBI, es una novela romántica. Y eso aplica a cualquier trama. El día que nosotros mismos como lectores aprendamos a normalizar las preferencias sexuales de los personajes, entonces habremos dado un importante paso.

¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Qué otros temas te parecería interesante tocar? Cuéntamelo en los comentarios.

Hasta la próxima.



Sígueme por e-mail