Ingresa una palabra clave

martes, 23 de octubre de 2018

Reseña: Escalofríos #7 y #15 - R. L. Stine

Ya llegó esta época del año, una de mis favoritas dicho sea de paso. Con Halloween y Día de Muertos a la vuelta de la esquina, llegó también el momento de leer un par de libros de la colección de Escalofríos de R. L. Stine, para continuar con la tradición personal que empecé por allá de 2015.
 DESEOS PELIGROSOS (BE CAREFUL WHAT YOU WISH FOR)
"Samantha Byrd es una torpe. Un accidente esperando suceder. Y eso la convierte en la menos popular del equipo femenil de basketball. Pero todo eso está por cambiar. Sam ha conocido a alguien que le puede conceder tres deseos. Lástima que Sam no fue más cuidadosa cuando pidió cada uno de ellos..."
Sam es una chica de doce años a la que parece que todo le sale mal. Está en el equipo femenil de basketball, pero definitivamente los deportes no son lo suyo a pesar de ser la más alta entre sus compañeras, motivo por el cual es el foco de las burlas de la chica más popular.
Cuando Sam explota, decide alejarse lo más que puede de todo, y para ello pedalea en su bicicleta con todas sus fuerzas hasta que llega a un bosque. Ahí, una misteriosa mujer le pide ayuda para llegar a su destino, y a cambio le ofrece la oportunidad de pedir tres deseos. Naturalmente, Sam no lo cree al principio, hasta que se empiezan a cumplir, pero no como ella esperaba.

Estamos por desgracia ante la historia que menos he disfrutado entre aquellas que he leído de esta colección. Pero no me malinterpreten, me ha gustado; es solo que creo que se trata de un argumento que bien podría pertenecer a cualquier grupo de cuentos, no necesariamente de terror, y que por lo tanto le resta ese ambiente tan característico del autor. De hecho, la historia es entretenida, y es divertido ver cómo se tergiversará el siguiente deseo para cumplirse de una manera poco convencional.

Por otro lado, podemos encontrar pequeños mensajes aquí y allá. El más claro de todos, es el que le da título al libro: debemos tener cuidado con lo que deseamos, y no porque una bruja nos vaya a conceder nuestras peticiones por arte de magia, sino en un sentido más metafórico. Cuando deseamos algo, nos esforzamos por ello; sin embargo, es importante tener un objetivo claro, estar convencidos de que lo que obtendremos es lo que estamos buscando. También debemos aprender a apreciar las pequeñas cosas que forman parte de nuestra vida, porque pueden pasarnos desapercibidas, pero cuando desaparecen nos afecta su ausencia.

Hay un par de pequeñas incongruencias en el desarrollo, y honestamente los personajes nunca han sido el punto fuerte de estas historias, pero al estar dirigidas a un público infantil, no nos podemos poner muy exigentes al respecto.
LA PLAYA DEL FANTASMA (GHOST BEACH)
"Jerry no puede esperar para explorar la oscura y tenebrosa cueva que encontró en la playa. Entonces los otros niños le cuentan una historia. Una historia sobre un fantasma de hace trescientos años. Un fantasma que aparece cuando hay luna llena. Un fantasma... ¡que vive en las profundidades de la cueva! Jerry sabe que es solo otra historia de fantasmas inventada... ¿o no?"
Terri y Jerry son dos hermanos de once y doce años respectivamente. Están pasando el último mes del verano en la casa de la playa de sus primos lejanos: Brad y Agatha, unos ancianos de alrededor de noventa años, pero que los chicos describen como una personas muy divertidas y llenas de vida.
Luego de estar explorando el terreno se topan con una misteriosa cueva, se hace tarde y deciden dejarla pasar para averiguar más tarde sobre ella. Pero entonces conocen a tres niños que han vivido en esa zona desde siempre, y que les cuentan lo que se oculta dentro de aquel oscuro sitio. Jerry está escéptico al principio, pero aquella historia se le mete en la cabeza y poco a poco descubrir la verdad se vuelve una obsesión.

Esto si que es R. L. Stine en estado puro; una clásica historia de fantasmas, un lugar inexplorado para los protagonistas y envuelto en una aura intimidante. La trama es muy entretenida, ese sentimiento de aventura que nos encantaba de pequeños acompaña la lectura todo el tiempo.
Las situaciones que se describen contribuyen a la construcción del misterio, y aunque en realidad solo hay dos posibles caminos, te tienen dudando hasta el final sobre lo que es real y lo que es la imaginación de los protagonistas.

Si existe algo que pueda reprocharle a esta historia, es el hecho de que el autor hace uso de un plot twist muy recurrente en sus obras, así que si conoces su trabajo, es probable que ya lo veas venir. Pero al mismo tiempo, es uno de esos casos en los que sus característicos finales abiertos encajan a la perfección, te deja esa sensación de incertidumbre que despierta la imaginación del lector, y le invita a crear su propio desenlace.

En conclusión, ambas son lecturas muy agradables; perfectas para lectores jóvenes, o para aquellos adultos que las conocieron de niños, y que como yo, quieran revisitarlas y recordar viejos tiempos. Si bien es cierto que he disfrutado más con La playa del fantasma por estar más en el espíritu de R. L. Stine, ambas son opciones muy recomendables.

¿Si alguien te ofreciera tres deseos, qué pedirías? ¿Crees en los fantasmas? Cuéntamelo en los comentarios.

Hasta la próxima reseña.









1 comentario:

  1. ¡Hola, Alex! Vi tu comentario en mi blog y me di cuenta de que también tenía abandonado el tuyo, pero la verdad es que en los últimos tiempos he estado menos comentarista en otros blogs porque estuve un poco ocupada. Espero estar más presente por aquí a partir de ahora :D
    Sobre esta colección: en España se llama "Pesadillas" y yo ADORABA estos libros cuando era casi una niña y veía la serie ^^ No tengo muchos, ya que en su momento me costaba conseguirlos, pero justo este año empecé a releer algunos y siguen gustándome. Mi favorito hasta ahora es "Un día en Horrorlandia" :D
    Estos que mencionas no los tengo. El de los deseos me intriga, por lo que cuentas, me imagino que a la chica se le vuelven totalmente en contra, cosa que suele pasar, ya que cualquier deseo puede tener matices y el que te los concede puede hacer que no obtengas nada de lo que deseas.
    Por el tipo de historia, creo que yo también disfrutaría más con La playa del fantasma y más si el final encaja a la perfección.
    Me voy a tu entrada anterior a ésta, ya que tengo interés en el libro que he visto que reseñas...
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante, me encanta leer tus comentarios.
Por favor no arruines la trama con spoilers, recuerda que habrá personas que aún no hayan leído algunos libros.

Sígueme por e-mail