Ingresa una palabra clave

miércoles, 6 de febrero de 2019

Reseña: Las Supervivientes - Riley Sager

"Quincy Carpenter, una estudiante universitaria, fue la única superviviente de la masacre que tuvo lugar en Pine Cottage, donde pasaba el fin de semana con cinco amigos. De inmediato, pasó a formar parte de un club al que nadie desea pertenecer: el que la prensa ha bautizado como «Las Últimas Chicas». Ellas son Lisa, que perdió a nueve compañeras de su hermandad; Sam, que se enfrentó a su atacante en el motel en el que trabajaba, y Quincy, que huyó a través de los bosques para escapar de aquel a quien solo puede referirse como «Él».

Diez años después, Quincy disfruta de cierta normalidad. Tiene un novio que la cuida, un blog de cocina, un bonito apartamento y, además, cuenta con la presencia terapéutica de Coop, el policía que le salvó la vida. Su memoria no le permite recordar los acontecimientos de aquella noche, y la medicación le ayuda a preservar ese equilibrio. Pero cuando Lisa aparece muerta en extrañas circunstancias, Quincy debe afrontar el pasado, porque la historia puede volver a comenzar".

Como amante del thriller y la novela negra, es cada vez más complicado encontrar algo distinto en el género. Muchos son los autores que se guían por una fórmula ya conocida y, aunque no son malos libros, si suelen ser bastante olvidables. Dicho lo anterior, puedo decir que este debut del autor Riley Sager me ha dejado un buen sabor de boca, aunque no es perfecto.

Poco más se puede explicar sobre el argumento que no lo diga ya la sinopsis. Es uno de esos casos en los que de antemano sabemos el qué, pero no el cómo y sus implicaciones, lo cual invita a que desde el principio formules teorías y te enganches por el deseo de saber más.
La narración alterna entre la primera persona cuando Quincy describe lo que ocurre en la actualidad, y la tercera persona cuando se nos revelan poco a poco los detalles de lo sucedido en aquella fatídica noche en Pine Cottage.

El autor tiene un estilo que va muy bien con el género, brinda la cantidad necesaria de detalles para visualizar lo que está contando, y aunque describe situaciones atroces, no cae en el morbo fácil. Además, maneja excelentemente el suspenso, juega con la mente del lector y te hace sospechar de todo y de todos. Quincy repite constantemente que no recuerda nada de lo que pasó, únicamente el antes y algunos fragmentos difusos del después, pero la información que se revela es tan dosificada, que es inevitable que nazca la duda. Provoca que sientas repugnancia por ciertos personajes incluso antes de conocer su verdad.

La tensión está presente de principio a fin, y la novela ofrece giros muy interesantes a lo largo de su desarrollo, pero debo decir que el ritmo es mucho más pausado de lo que me habría gustado. Hay lapsos en los que se siente más como un guión cinematográfico que como una novela. Tanto los escenarios como la ambientación general, recuerdan bastante a una película de terror adolescente. Tiene todos los elementos para la premisa de una producción de ese tipo. Afortunadamente la trama se recompone y las situaciones de impacto vuelven a ser las protagonistas.

En cuanto a los personajes, tenemos a dos protagonistas bien logradas, aunque con algunas carencias. Si bien es cierto que en varias ocasiones somos testigos de los estragos que la traumática experiencia de Pine Cottage ha dejado en Quincy, he echado en falta una mayor profundidad en el personaje, un clavado más hondo en la psique de alguien que tiene que lidiar con haber sobrevivido a algo así. Por el contrario, siento que se ha manejado de manera muy superficial y no he conseguido terminar de empatizar con ella. Es Sam quien resulta ser un personaje mucho más intrigante e indescifrable, mucho más rico en matices y quien aporta la mayor tensión a la trama.
Quien definitivamente queda mucho a deber es Jeff, la pareja sentimental de Quincy, cuyo aporte es bastante endeble, y de haber sido omitido, la trama no lo resentiría en absoluto.

Lo más destacado del libro es, sin duda, el climax, cuando las máscaras empiezan a caer para revelar la verdad sobre los personajes y todo es revelación tras revelación. A pesar de ello, el autor se las arregla para que no veas venir el giro de tuerca final. La incertidumbre está presente todo el tiempo, y sabemos perfectamente que algo no anda bien, pero les puedo asegurar que no es algo que se pueda adivinar fácilmente. Siendo objetivo, es un desenlace un poco rebuscado, pero de ninguna manera carece de impacto.

En conclusión, Las Supervivientes es un meritorio debut para Riley Sager. Una novela que no es perfecta, pero que cuenta con elementos que aportan cierta frescura al género. El manejo del suspenso la vuelve una lectura muy recomendable si lo que buscas es una historia que te mantenga alerta.

¿Qué crees que harías en el lugar de Quincy? ¿Las historias de este tipo te provocan paranoia? Cuéntamelo en los comentarios.

Hasta la próxima reseña.

Bueno













No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es muy importante, me encanta leer tus comentarios.
Por favor no arruines la trama con spoilers, recuerda que habrá personas que aún no hayan leído algunos libros.

Sígueme por e-mail